Senado dio luz verde a Superintendencia y Agencia de la Calidad de la Educación


articlesPor amplia mayoría la Sala ratificó el informe de la Comisión Mixta que tuvo a su cargo lograr acuerdos que permitieran materializar un sistema nacional de aseguramiento de calidad.

Con el voto mayoritario de los senadores presentes en Sala, el Senado aprobó el informe de la Comisión Mixta recaído en el proyecto que establece un sistema nacional de aseguramiento de la calidad de la educación, creando una Superintendencia y una Agencia de la Calidad encargada de velar porque dicho objetivo se cumpla.

La iniciativa, también entrega el Ministerio de Educación un rol rector de las políticas públicas que se deben seguir en la materia. Ahora corresponde que el informe sea votado por la Cámara de Diputados y de aprobarse, quedaría en condiciones de ser enviada al Presidente de la República.

Durante la votación del proyecto, intervinieron los senadores Ignacio Walker, Carlos Cantero, Andrés Chadwick, Jaime Quintana, Jorge Pizarro, José Antonio Gómez y Alejandro Navarro.

Cabe señalar que todas aquellas normas de quórum más alto, es decir orgánico constitucional, fueron aprobadas con 32 votos a favor y dos en contra de los senadores Alejandro Navarro y José Antonio Gómez; mientras que el resto de los artículos fueron aprobados con 25 votos a favor, 2 en contra de los senadores Navarro y Gómez y 2 abstenciones de los senadores Ximena Rincón y Jorge Pizarro. Los parlamentarios no se sumaron a la mayoría aduciendo aprensiones en torno a la situación laboral de los funcionarios del sector.

GRAN ACUERDO

El primero en hacer uso de la palabra fue el senador Walker quien explicó que la Comisión Mixta tuvo la misión de “reconstruir un proyecto que se había caído lo que nos permitió rediscutir y repensar.” Señaló que la iniciativa regula “un mercado desregulado y plantea que el Estado asuma su rol como garante del bien común, además de buscar calidad y equidad de la educación tanto pública como particular subvencionada”.

Agregó que el texto amplió el concepto de la calidad de la educación introduciendo otros indicadores para medirla; crea una Agencia de Calidad, con 360 funcionarios, encargada de velar por una adecuada supervisión; y una Superintendencia, con 460 funcionarios, que deberá fiscalizar el uso de los recursos públicos. Señaló que también se crea un rol rector del Ministerio de Educación, que implica un plan de aseguramiento de la calidad de la educación cada cuatro años y una comisión político-técnica.

El legislador precisó que durante el trámite del proyecto, se veló porque el personal traspasado a las nuevas institucionalidades vea sus derechos laborales resguardados.

A su turno, el senador Cantero valoró el acuerdo político alcanzado en la Comisión Mixta pues ello permitió incorporar una serie de materias que permiten dar coherencia a la nueva institucionalidad educativa. “Ambas partes han tenido que hacer concesiones y lo importante es que se han logrado acuerdos que permiten asegurar una mejor educación para la educación publica y particular subvencionada”, dijo tras destacar la creación del sistema de aseguramiento de la calidad de la educación y la incorporación de estándares de aprendizaje distintos para poder medir la calidad.

En la misma línea, el senador Chadwick destacó los acuerdos políticos alcanzados y señaló que los aspectos medulares del proyecto es que se amplía el concepto de la calidad de la educación no solo a aquello que es la evaluación de contendido de aprendizaje sino que también a otros contenidos de calidad educativa; y se precisó el rol del Mineduc en la conducción y en el rol de fijar las políticas públicas. Asimismo, precisó que se logró un acuerdo para establecer un sistema que resguarde los derechos laborales de los funcionarios a planta y a contrata que serán traspasados a los nuevos servicios.

TRANSFORMACIÓN IMPORTANTE

Por su parte, el senador Quintana señaló que este proyecto “es la gran transformación de la educación”, pues importa un cambio significativo que permite cerrar un círculo para que la Ley General de Educación pueda concertarse de mejor manera. Valoró el hecho de que tanto el Mineduc, como la Agencia y la Superintendencia puedan visitar los colegios y que se hayan implementados nuevos estándares de medición.

El senador Pizarro recordó que la OCDE nos situó como el país con peor distribución del ingreso y que la educación es clave para poder disminuir esa falencia y que los jóvenes puedan superar la situación de vulnerabilidad. En tal sentido, dijo que el Ministerio debería aumentar en 50% la cobertura de educación preescolar para los sectores más vulnerables e implementar liceos de excelencia en el ámbito técnico profesional.

El senador Gómez señaló que es fundamental que el Estado tenga un rol más relevante para fortalecer la educación pública y permitir que pueda competir en igualdad de condiciones con otros colegios. Asimismo, dijo no estar de acuerdo con algunas de las disposiciones relativas la traspaso de personal pues señaló que se incorporaron a la iniciativa mecanismos mediante los cuales las personas pueden ser despedidas de distintas formas.

En la misma línea, el senador Navarro señaló que no hubo diálogo con los trabajadores del sector y que las nuevas causales de despido que se incorporaron son elementos complejos. Del mismo modo, lamentó que no se haya dado más espacio al debate, pues en su opinión, imperó la opinión de los asesores técnicos.