Experta de Harvard asegura que aprendizaje temprano es base fundamental para la Educación Básica y Media


María Soledad Rayo, presidenta y Ana María Calderón, vicepresidenta del Colegio de Educadores de Párvulos de Chile A.G. asistieron a  la conferencia magistral dirigida por Catherine Snow.

Con éxito se desarrolló, el pasado miércoles 13 de octubre en Rancagua, la conferencia magistral sobre la importancia del aprendizaje temprano, dirigida por la experta de la Universidad de Harvard, Catherine Snow y que contó con la participación de los representantes de la División de Educación General del Ministerio de Educación (Mineduc); Mariana Aylwin, vicepresidenta de la Fundación Educacional Oportunidad; María Soledad Rayo, presidenta del Colegio de Educadores de Párvulos de Chile A.G. y Ana María Calderón, vicepresidenta de esta última institución.

Catherine Snow, hizo énfasis en la importancia que tiene el conocimiento temprano del lenguaje para una buena comprensión de lectura. Según señaló la académica, “el principal problema que se puede observar en la educación en general es la dificultad de los estudiantes para comprender los textos o libros que leen, debido a la pobreza de su vocabulario. Por eso es importante estimular la lectura y desarrollo del lenguaje desde la educación preescolar”.

Snow, quien además es codirectora del Sistema de Intercambio de Datos de Lenguaje del Niño, indicó que algunos de los factores que afectan en las variaciones de las destrezas del lenguaje serían el nivel de educación de los padres, la clase socioeconómica familiar y la cantidad de libros y textos existentes en el hogar. “Según estudios que hemos realizado en Estados Unidos, los hijos de padres profesionales conocen alrededor de 1.100 palabras a la edad de 3 años, a diferencia de aquellos niños de familias de baja educación, cuyo promedio de conocimiento a esa edad bordea las 600 palabras, lo que sin duda genera posteriormente una mayor dificultad en el aprendizaje y comprensión de otras materias” indicó la experta. Posteriormente la docente mostró un estudio realizado en Harvard, que señalaba que la diferencia de ingresos mensuales entre un adulto que había recibido educación preescolar de calidad y uno que no, alcanzaba una brecha de hasta US$2.500.

Asimismo, señaló que esta diferencia puede subsanarse en la medida que el jardín infantil o colegio pueda compensar las carencias educacionales. No obstante, recalcó que es un error de los padres pensar que el rol educador del lenguaje y otras materias radica en las instituciones educacionales. “Lo ideal es que se estimule al niño tanto a nivel familiar como a nivel educacional. Ambos deben complementarse en el fomento y desarrollo de las habilidades lingüísticas de los niños. Es importante que los niños estén constantemente motivados a conversar, opinar y pensar”, indicó la profesora de Harvard.

En este sentido, una de las herramientas que permiten acercar a los niños a palabras sofisticadas que los ayudan a entender o desarrollar ideas más elaboradas es la lectura de libros en voz alta, así como la participación en actividades lúdicas y juegos de fantasía que los hagan imaginar y situarse en ciertas historias y contextos.

“Me ha llamado la atención en Chile la poca literatura que existe en las aulas preescolares y en los hogares, así como la falta de hábito de lectura. En Estados Unidos, en cambio, la mayoría de los niños van a dormirse con un cuento, es algo absolutamente normal”, comentó la docente.

Al respecto, Snow destacó el trabajo realizado por la Fundación Educacional Oportunidad y su proyecto “Un Buen Comienzo”, el cual busca mejorar el nivel de la calidad de la educación preescolar en escuelas de alta vulnerabilidad social, a través de un trabajo que integra el desarrollo del lenguaje, las destrezas socioemocionales y la salud, involucrando a educadores, familias y la comunidad. Este proyecto –del cual Snow forma parte como miembro del consejo consultivo de Harvard, motivo por el cual se encuentra de visita en el país- ya se ha implementado en escuelas municipales de las comunas de Pudahuel, San Ramón, Estación Central, Peñalolén, Maipú y Lo Prado, beneficiando a más de 5 mil niños.

Finalmente, la académica instó a los presentes a trabajar duro para dar a todos los alumnos las mismas oportunidades educacionales, aumentar la preparación para la lectura convencional y mejorar la formación profesional de los docentes preescolares, los que indicó son los principales retos para esta actividad formativa.