Carta al Director del Vicario para la Educación Sobre el Bono por Logro Escolar


Carta al director publicada por el Vicario para la Educación del Arzobispado de Santiado, publicada el día 21 de Julio de 2013 en El Mercurio.

 

Señor Director:

El abogado Benjamín Pilasi, contra lo sostenido por Mario Waissbluth, ha escrito que la política de este gobierno en orden a pagar un bono por logro escolar es una buena forma de mejorar el desempeño y de enseñarle a un niño que el “sacrificio y el trabajo duro tienen sus recompensas”.

Respecto de que incentivos económicos mejoren directamente los resultados académicos es una cuestión que, de hecho, entiendo, debaten los expertos. Pero que sea bueno el pagar a niños, a sus familias o a establecimientos escolares por leer o aprender me parece censurable. Pues los incentivos económicos promueven determinadas actitudes que no son éticamente neutrales. En este caso, el premio en dinero le estará enseñando al niño que el leer es una tarea, un sacrificio o un trabajo duro que necesita de una compensación económica para hacerla tolerable.

 

Por el contrario, yo creo que todo padre y toda sociedad quieren que sus niños lean simplemente por la belleza del dialogar con personas, culturas y naturalezas ausentes, que misteriosamente se hacen presentes en el libro. Creo que pagar por leer y aprender puede corromper la educación moral de un niño, pues esta es un bien intrínseco, vale por sí misma, no por el precio que le otorga el mercado o el Estado. Leer por amor a la lectura es moralmente superior a leer para ganar dinero. Además, si bien es cierto que los incentivos pueden complementarse, también pueden entrar en conflicto, pues homologan algo que no está en el mismo nivel. En este caso, tendríamos que aceptar que el niño solo lea cuando hay un premio económico de por medio, y si este no existe, no lea o lo haga mal dispuesto.

Tomás Scherz, Pbro.
Vicario para la Educación Arzobispado de Santiago

 

Puede leer más sobre esta carta al director en el sitio de El Mercurio.