Directorio Nacional rechaza a los falsos profesionales de la Educación Parvularia


Las representantes del Colegio de Educadores de Párvulos dieron a conocer la declaración pública, tras la emisión del reportaje “Inocentes en Peligro” emitido por el programa Aquí en Vivo de Megavisión.

•    El Directorio Nacional del Colegio de Educadores de Párvulos de Chile A.G. manifiestan su rechazo a los falsos profesionales de la Educación Parvularia, quienes ponen en peligro la salud (física y psicológica) de los niños y las niñas, además de su proceso educativo. En este contexto el Directorio Nacional hace un llamado a sus pares a asumir con total compromiso y responsabilidad el ejercicio de la profesión docente.

•    Las imágenes emitidas por el canal de televisión no representan el trabajo que desarrollan miles de educadoras de párvulos y técnicos de aula que se desempeñan en todas las regiones del país. Cabe destacar que uno de los casos presentados en el programa no cuenta con patente municipal ni el Rol de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), además las personas que se desempeñan en estos jardines infantiles y salas cuna no poseen un título profesional acreditado por una universidad o centro de formación técnica.

•    Resulta imperante que el Poder Legislativo apruebe el proyecto de Ley que regula el Régimen de Tuición Ética de los colegios profesionales, iniciativa que contempla la creación un registro público de profesionales que estará a cargo del Registro Civil, lo que permitirá a todo ciudadano verificar la calidad profesional y formación universitaria de las personas que deben velar por la educación de calidad, el desarrollo, el bienestar y  el cuidado de los niños y niñas. Las personas que incurran en esta falta serán penalizadas por el Colegio de Educadores de Párvulos de Chile A.G; incluso con la suspensión temporal o definitiva de sus funciones.

•    Según la JUNJI se considera sala cuna y jardín infantil a todo establecimiento que recibe durante el día a niños y niñas desde los 84 días hasta la edad de su ingreso a la Educación General Básica y les proporcione atención integral que comprenda alimentación adecuada y educación correspondiente a su edad. Los padres y apoderados tienen el derecho y obligación de verificar:
–    La infraestructura: (iluminación, servicios de higiene, calefacción, sistema de ventilación, condiciones de seguridad, equipamiento y material didáctico seguro que estimule todas las áreas de desarrollo y crecimiento de los niños y las niñas.
–    El personal: el jardín debe contar con una directora, educadoras de párvulos, técnicos de aula, manipuladora de alimentos y auxiliar de servicios menores. El establecimiento educacional podrá contar, además, con nutricionistas, enfermeras, pediatras, sicólogos u otros profesionales. Los padres pueden y deben solicitar al establecimiento los documentos que certifiquen los títulos y estudios correspondientes del personal.
–    El proyecto educativo: contempla la misión del establecimiento, sus objetivos y metas, normas, organización, sistema de evaluación del aprendizaje de los párvulos y la participación de la familia, proceso que es fundamental.
–    El empadronamiento: certificación entregada por JUNJI, a fin de garantizar la calidad del servicio que reciben los párvulos.

Es importante que los padres y apoderados consideren:
–    Que cada niño o niña es diferente y que su proceso de adaptación puede ser más lento de lo esperado.
–    Póngase en el lugar de su hijo e hija y acoja sus sentimientos.
–    Establezca un buen vínculo con el personal que trabaja en el establecimiento al que asiste su hijo e hija. El que la educadora y las técnicas lo conozcan beneficiará su proceso de adaptación, sobre todo si tiene algún problema de salud que requiera un mayor atención.
–    Visite el jardín infantil o sala cuna con su hijo e hija unos días antes del primer día de actividades. Asimismo, los padres y apoderados deben informarse sobre las actividades programadas.
–    Converse con su hijo e hija sobre su experiencia en el establecimiento educativo. Este diálogo se debe desarrollar de manera cálida.

•    Ad portas a la entrega del documento del Consejo Asesor convocado por el ministro Joaquín Lavín, hacemos un llamado a la autoridad a velar por la calidad de los centros de formación técnica y superior. Asimismo, el gobierno debe implementar políticas públicas orientadas a mejorar las condiciones en que se desempeñan las educadoras de párvulos. Según los resultados del estudio 2009 – 2010 publicado por Futuro Laboral del Ministerio de Educación las profesionales de la Educación Parvularia son las que perciben los ingresos mensuales más bajos (al 5º año de postitulación). Lo mismo ocurre en el caso de los asistentes de párvulos.

•    El Directorio Nacional del Colegio de Educadores de Párvulos de Chile A.G. invita a todos los profesionales y técnicos a participar en los seminarios y cursos de capacitación que desarrolla la institución gremial en conjunto con diversas universidades acreditadas. De este modo, nuestra organización busca promover una Educación Parvularia de calidad para todos y todas.