“Chile Crece Contigo se implementó ‘a la Transantiago'”


Sergio Urzúa, economista chileno de la Northwestern University, enjuicia el programa gubernamental.
Fuente: El Mercurio
Fecha: domingo 18 de octubre

Doctor de la Universidad de Chicago y profesor de la Northwestern University, el economista chileno, residente en Estados Unidos y experto en políticas para la infancia, Sergio Urzúa realizó un estudio el año pasado que incluyó un análisis sobre el programa gubernamental Chile Crece Contigo que en los últimos meses ha sido extensamente publicitado, junto a los otros programas de la Red Protege, en los principales programas de radio y televisión tales como “Dónde está Elisa?”.

El experto, que ya antes había manifestado dudas sobre el programa, ahora ahonda en sus juicios en “El Mercurio”.

-¿Cuál es su opinión actual respecto del programa?

-En primer lugar, creo importante mencionar que el proyecto Chile Crece Contigo trata de atacar un tema clave en el desarrollo del país. Hoy sabemos que un peso bien gastado en primera infancia tiene mayores efectos de largo plazo que un peso bien gastado en la educación superior. El mejorar la información que manejan madres y padres respecto del cuidado de sus hijos es sin lugar a dudas una idea a rescatar. El brindar acceso preferencial a servicios públicos a niños en familias de bajos niveles socioeconómicos también lo es.

-¿Cómo se ha implementado?

-La implementación del programa ha sido un poco “a la Transantiago”. Se ha privilegiado la idea de proveer a todos quienes pueden ser potenciales beneficiados del programa. Esto tiene consecuencias, pues limita brutalmente las posibilidades de evaluación y de identificar y remediar problemas en el diseño. Entonces, en principio no podremos realmente saber si el programa funciona o no funciona. Otro elemento que no se considera son los incentivos. Los beneficios que se entregan no guardan relación con el comportamiento de madres o padres.

-¿Cuáles son los costos y beneficios del programa?

-La evidencia internacional ha demostrado que no todos los programas de intervenciones tempranas son exitosos, los que triunfan son aquellos bien planeados, extensivos y sujetos a evaluaciones continuas de sus resultados, y que cuando son exitosos las tasas de retornos son altísimas. Pero por ahora no existen análisis de costo-beneficio asociados a este programa.

-¿Cuáles son los riesgos de esto?

-Como en el caso de cualquier proyecto de inversión, los riesgos asociados a no hacer un seguimiento a los resultados del proyecto básicamente comprometen su éxito. La ausencia de mecanismos de evaluación del proyecto limita la capacidad de identificar áreas donde potencialmente pueda haber mayores beneficios y de prever dónde, por problemas de diseño, el programa pueda estar generando efectos negativos.

-Te doy un ejemplo. Uno de los elementos asociados al desarrollo del programa es el proveer salas cuna y jardines infantiles a los niños participantes. Para dichos efectos, el Gobierno ha realizado un gran esfuerzo para aumentar el número de salas cunas y jardines. De acuerdo a datos de la JUNJI entre el 2006 y el 2009 el número de salas cuna ha aumentado en un ¡¡¡500%!!! Sin embargo, ¿cuál es la calidad de estas salas cuna?, ¿aumentó el número de parvularias también en un 500%?