Colegio de Educadores de Párvulos se reunió con Vicepresidenta Junji para conversar sobre distintas aristas de la educación parvularia


 

Reunidas en torno a una mesa redonda, en el edificio de la Junji en Providencia, Soledad Rayo, Presidenta del Colegio de Educadores de Párvulos y Desirée López de Maturana, Vicepresidenta Ejecutiva de la Junta nacional de Jardines Infantiles, conversaron extendidamente sobre el estado actual de la educación parvularia en nuestro país, la situación de trabajadoras del área que se han visto perjudicadas por desinformación, y los avances y desafíos de la Junji.

El encuentro comenzó con la intervención de Soledad Rayo, quien manifestó la incomodidad que sintieron algunas educadoras al negárseles el otorgamiento de bonos producto del rol de fiscalización que asumieron hace algún tiempo en la institución. “Hay inquietud de colegas y desencanto porque sienten que son discriminadas por un compromiso que asumieron con la mejor de las intenciones”, afirmó la directora de CEP Chile.

La Vicepresidenta de la Junji se mostró atenta e indicó que atendería con absoluta inmediatez el problema para resolver la situación de las educadoras afectadas. Además, se comprometió a revisar los procesos de fiscalización encargados por la Junji.

En la cita, Desirée López de Maturana comentó una serie de logros alcanzados por la institución durante los últimos años, dentro de los que se encuentran la creación de la Editorial Junji. Iniciativa que ha publicado distintos libros en formatos amigables relacionados a la labor pedagógica, la recuperación de la memoria histórica, investigación periodística, entre otros.

Al mismo tiempo, la Vicepresidenta de la Junji destacó la relación internacional que posee la institución creada en 1970. “Más allá de personas, la Junji ha entablado trabajado directo con otros países. Por ejemplo, la alianza que tenemos con Canadá, estamos asesorando al ministerio de Educación de Costa Rica y estamos reflotando el Proyecto Haití”.

Las educadoras, quienes se conocieron durante su trabajo en la institución, conversaron sobre la educación parvularia en nuestro país, abordando la necesidad de abrir espacios de perfeccionamiento para los profesionales del área, y la importancia de permitir a los niños explorar su propio mundo antes que establecer pautas anticipadas. “Permitir al niño asombrarse es lo que debemos resguardar en la educación parvularia. Es muy atomizador el poner instrumentos por sobre las propias capacidades de las personas”, afirmó López de Maturana.

Antes de finalizar la conversación, Rayo y López de Maturana se comprometieron a continuar el trabajo mancomunado entre el gremio de educadores de párvulos y la Junji, en miras de seguir fortaleciendo la labor pedagógica y el crecimiento integral de niños y niñas.