Encuesta Longitudinal Docente: Docentes obtienen ingresos 28,6% bajo el promedio de los profesionales universitarios


Estudio encargado por el Ministerio de Educación detecta casi nulas diferencias entre los sueldos de directores y profesores, y una positiva imagen del gremio sobre su formación profesional.

Niveles de sueldos que no difieren demasiado según el tipo de colegio en el que trabajan reciben los profesores en Chile. Un docente que enseña en un colegio municipal gana, en promedio, sólo 10,3% menos por hora de contrato que sus colegas del sector privado; en tanto, los educadores de colegios particulares subvencionados obtienen un salario 11,3% inferior que sus pares del sistema público.

 

Son algunos de los hallazgos de la Encuesta Longitudinal Docente 2009, encargada por el Ministerio de Educación y aplicada por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile. El estudio revela también que, a pesar de que 67% de los profesores dice vivir mejor que sus padres y que sus hogares promedian niveles de ingresos que los sitúan entre el 40% más acomodado de la población, los maestros siguen percibiendo sueldos 28,6% bajo el promedio de los profesionales universitarios.

Desvalorización

“Estos salarios son reflejo de la desvalorización social que hay respecto de la profesión docente”, reflexiona el decano de Educación de la UDP, Horacio Walker. Para el académico, un efecto directo de esto es que sea tan baja la cantidad de profesores que entró a estudiar pedagogía como la carrera de su primera preferencia. Entre los docentes de media, un mayoritario 67,2% aspiraba a estudiar otra disciplina.

Los sueldos de los profesores de aula no difieren demasiado de los de los directores de los colegios. En el sector municipal, los rectores ganan $6.389 más por hora, mientras en la educación privada la diferencia es de $2.614.

“Esto es un signo de preocupación, que debe ser resuelto si queremos contar con directivos con capacidad de liderar los desafíos futuros”, sostiene Pilar Romaguera, economista del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile.

Walker enfatiza que el panorama de la desvalorización de la carrera sólo puede cambiar con políticas que mejoren el nivel de los alumnos que ingresan a estudiar pedagogía y suban los salarios que reciben los profesores al entrar al sistema educativo. “Pero no todo pasa por lo económico”, advierte.

Es que hay un punto que detecta la encuesta que resulta curioso para los expertos: más del 90% de los docentes evalúa positivamente la calidad de la formación que recibió en su carrera y se siente seguro de su manejo de los contenidos curriculares que debe enseñar y su capacidad para manejar situaciones de indisciplina.

Sin embargo, esto se contradice con los magros resultados que obtienen los educadores en la Evaluación Docente y en el test Inicia que rinden los profesores recién graduados.

“Los docentes se sienten atacados y se defienden diciendo que el problema no son ellos, sino los alumnos, los apoderados o la falta de financiamiento. Si no hay mayor apertura del gremio para mirarse de manera más crítica, y si no hay una revalorización social de la profesión, es muy difícil que haya avances significativos”, afirma Walker.

96% de los profesores de colegios públicos y privados afirma que domina los contenidos curriculares. Además, 93% siente seguridad para manejar situaciones graves de indisciplina.

12% de los docentes del sector municipal afirma desconocer el sistema de Evaluación Docente, el cual se aplica, precisamente, para medir las competencias pedagógicas de dicho grupo.

$671.454 es el sueldo mensual promedio de un profesor que no se dedica a la docencia. Entre quienes sí ejercen en el aula, el promedio es 12,8% inferior: $585.525.

57% de los docentes envía a sus hijos a colegios particulares subvencionados y 25% escoge uno particular pagado. Apenas 16% de los maestros prefiere un establecimiento municipal.

El Mercurio