Cámara aprueba proyecto que concede permiso laboral a madres de hijos con discapacidad


La moción parlamentaria contó con el voto favorable de 73 diputados y pasó a cumplir segundo trámite en el Senado.

La iniciativa legal fue presentada en octubre del 2009 por los diputados María Angélica Cristi, Ramón Barros, Javier Hernández, Patricio Melero, Jorge Sabag y Felipe Salaberry y los ex diputados Sergio Correa y Juan Masferrer.

El proyecto (boletín 6725) propone ampliar los términos del permiso laboral consignado en el artículo 199 bis del Código del Trabajo a las madres que tengan un niño o niña con discapacidad, con el objeto de proteger a la madre trabajadora en las dificultades que enfrenta ante sus cuidados especiales y además contribuir a la plena integración de las personas con discapacidad, armonizando sus normas con la legislación laboral.

El texto establece un permiso laboral en beneficio de la madre de niños discapacitados, precisando que para ello la circunstancia de la discapacidad del menor deberá estar debidamente inscrita en el Registro Nacional de la Discapacidad. Junto con ello, se especifica que la madre tendrá derecho a ausentarse de su trabajo por el número de horas equivalentes a diez jornadas ordinarias de trabajo al año.

Las normas del proyecto no implicarán gasto para el Fisco ni para los empleadores, toda vez que la trabajadora que haga uso de este permiso deberá restituir el tiempo no trabajado imputándolo a su feriado anual, trabajando horas extraordinarias o a través de cualquier forma que las partes acuerden libremente.

La diputada María Angélica Cristi (UDI), una de las autoras de la moción, señaló que “en esta Cámara hemos aprobado varios proyectos de ley que facilitan la posibilidad de que el padre o la madre puedan acompañar a sus hijos en caso de enfermedad grave o peligro para su vida. Esta iniciativa busca que aquellas madres que tengan un hijo con discapacidad puedan pedir permiso en el trabajo y que no se les descuente avisando oportunamente al empleador, como establece el Código del Trabajo. Se da un plazo de diez días al año para ello y puede hacerse a cuenta de las vacaciones, horas extraordinarias, etc.”.

El diputado Alfonso De Urresti (PS) expresó que “este proyecto es muy importante porque permite, en el ámbito laboral, compatibilizar de mejor manera la jornada de trabajo con el cuidado de una persona con discapacidad, posibilitando negociar con el empleador la forma de compensar las horas que se necesitan. Este avance puede complementarse haciendo que este derecho sea incorporado en las negociaciones colectivas y dotando de más recursos e infraestructura al Servicio de la Discapacidad para establecer una verdadera red de protección, cuidado y rehabilitación de las personas con discapacidad”.