Despachan proyecto que crea Agencia de la Calidad y una Superintendencia de Educación


integralibrosTras un intenso trabajo que se prolongó por varios meses en busca de acuerdos, la Comisión Mixta zanjó las diferencias que se suscitaron entre el Senado y la Cámara de Diputados.

Un importante paso dio en el Congreso el proyecto que crea un sistema nacional de aseguramiento de la calidad de la educación, luego que la Comisión Mixta de senadores y diputados terminara con el análisis de la iniciativa y la dejara en condiciones de ser refrendada por las dos ramas del Congreso.

Así lo informó el nuevo presidente de la Comisión de Educación de la Cámara Alta, senador Jaime Quintana, al señalar que tras 8 meses de trabajo “se despachó totalmente un proyecto que, en mi opinión, es una de las transformaciones más importantes que va a experimentar la educación que recibe recursos públicos, tanto municipal como subvencionada”.

El legislador explicó que la iniciativa crea “una Agencia de Calidad de la Educación que va a fijar estándares de calidad y va a garantizar que esa calidad en los aprendizajes esté destinada para llegar a cada alumno vulnerable y al mismo tiempo, genera una  nueva institucionalidad que es la Superintendencia de Educación que va a fiscalizar cada peso que llega a estos establecimientos”.

Agregó que con esta nueva institucionalidad, “vamos a tener un sistema mucho más complejo, porque si hoy día un establecimiento es visitado permanentemente por el Ministerio de Educación, ahora va a tener tres organismos del Estado que lo van a visitar. Por un lado el Ministerio que tiene un rol rector fundamental en términos de apoyo pedagógico; en segundo lugar van a tener la Agencia que va a medir el logro en los aprendizajes y en tercer lugar está la Superintendencia que va a tener un conjunto de facultades fiscalizadoras en el orden de los recursos y como estos son administrados”.Consultado respecto a las aprensiones que tenían varios funcionarios del Ministerio de Educación en cuanto a su futuro laboral con esta iniciativa, el senador Quintana explicó que fueron acogidas las mayorías de las inquietudes que plantearon los gremios del sector.

“Este sector de los funcionarios públicos había recibido un daño de proporciones, con la masiva exoneración de hace 10 meses atrás, de tal forma que era importante dejar claras las condiciones de estabilidad en la cual el Ministerio va a seguir y las condiciones mediante las cuales se va a poder optar a concursos internos, a traspaso, a concursos externos para llenar las vacantes de esta nueva institucionalidad”, precisó.

Asimismo, dijo que las modificaciones tienen que ser refrendadas por ambas Cámaras en un breve plazo “y no creo que haya ninguna razón para que esto se prolongue más allá de los primeros días de abril”.

En su opinión “esta es la gran reforma en educación y por eso que creo que era importante alcanzar consensos, que el gobierno estuviera dispuesto a acoger los planteamientos que le hicimos y por supuesto, la oposición tuvo la flexibilidad para incorporar muchos temas. Este es un buen proyecto para Chile y la educación pública”.